Si hay algo que tienen muy claro los instaladores de aire acondicionado en Bilbao es que en el norte llueve. Y llueve mucho. Seguro que has escuchado eso de que en el botxo hay cuatro estaciones: otoño, invierno, abando y termibus. Un chirimiri incesante e interminable que trae consigo humedad y que por desgracia se refleja en nuestras casas y también en nuestra salud.

Seguro que has pensado en más de una ocasión en instalar un deshumidificador pero no estabas muy seguro de que fuese a funcionar o no tenías la información necesaria sobre su uso. Pues tranquilo porque vamos a resumirte las claves sobre este aparato.

Los instaladores de aire acondicionado en Bilbao saben que la deshumidificación borra de un plumazo tanto ácaros como moho u hongos, ya que cuando la humedad supera el 70 % se eleva la proliferación tanto de ácaros como de moho y hongos. Sin embargo, si mantenemos porcentajes inferiores a estas cifras, la humedad se mantendrá a raya y disfrutarás de ambientes mucho más beneficiosos para tu salud y la de tu casa. Por no hablar de las personas que sufren alergias, asma o problemas respiratorios, que verán cómo mejora su salud.

Que la humedad afecta a nuestros huesos es una obviedad y si no que se lo digan a nuestras rodillas cuando nos avisan que va a cambiar el tiempo. Por ello, un buen deshumidificador puede ayudar a aliviar los dolores de huesos derivados de la artrosis u otro tipo de dolencias.

Por otra parte, si nos centramos meramente en lo estético, poder eliminar esas desagradables manchas negras que se instalan en tus paredes y ventanas, producto de la condensación de la humedad, es bastante buen motivo para contar con uno.

En Tareman somos conscientes del problema que suponen las humedades y por eso ponemos a tu disposición nuestra experiencia y profesionalidad. Cuenta con nosotros. No te arrepentirás.